lunes, 4 de abril de 2011

Historias desde ambos lados...

Hoy en "El Blog de un arbitro" le damos tribuna a Alberto Sanchez (@albertosanc22) jugador y árbitro que nos cuenta sus impresiones desde las dos posiciones...


El sábado pasado arbitré a los benjamines de mi club en un partido de liga, ya que en Cantabria solo mandan árbitros federados muy de vez en cuando fuera de Santander y Torrelavega.

Nuestro equipo era muy superior, ya que en el segundo cuarto (de los 6 que se juegan en partidos de esta categoría) ganaba por más de 25 puntos. Hasta ese momento, mi arbitraje fue totalmente imparcial, perdonando los típicos errores que se perdonan en un partido de esta categoría (pasos de salida o al pivotar, …). En ese momento, decidí desequilibrar también el arbitraje, siendo más duro e inflexible con los míos, para que pudieran aprender más y mejor a adaptarse a las normas reales de este deporte. El resultado siguió abriéndose de manera abultada, aunque a un ritmo mucho menor.

Al terminar el partido, saliendo del polideportivo, una madre de uno de los jugadores rivales se dirigió a mí, con estas palabras:

“Enhorabuena. Me ha parecido que además de pitar imparcial, cosa que no pasa siempre, el explicarle a cada niño las jugadas que les pitabas ha estado correctísimo”.

Le agradecí sus palabras, ya que las personas que arbitran no están acostumbradas a muchos elogios, y replicándole que esta edad (7-9 años) es el momento de que aprendan las reglas de este deporte, a la vez que disfrutan de ello, ya que si se es muy riguroso con ellos, les parecerá algo aburrido, con tanto parón, y no de competir, de lo que ya tendrán tiempo en un futuro.

Hasta ahí lo bueno.



El viernes jugamos un partido de fase final, en el que nos bastaba con ganar para entrar en la final de liga.

En un momento del partido, un jugador rival hizo una entrada, y en el choque, el defensor cayó al suelo. El jugador anotó y se tropezó con el hombre que estaba en el suelo. En ese momento, el árbitro pita falta del jugador que estaba en el suelo, ante el asombro de todos. Nuestro entrenador, como es normal se quejó (una queja airada pero no desmesurada) ante lo que recibió dos técnicas y la consiguiente descalificación.

Siguió el juego y un rival, encerrado en la esquina, golpeó con el codo a nuestro base en la boca, y este cayó al suelo. Desde el suelo dijó: “Me cago en Dios”. Esto propició una técnica. El base rival comentó algo (no estaba en pista en ese momento y no lo oí), a lo que nuestro compañero reaccionó yéndose a por él, y siendo detenido por otro jugador. Fue descalificado correctamente, después de amenazar al rival.

La tónica del partido siguió así, con faltas aparte de visibles, audibles desde los banquillos que ninguno de los árbitros sancionaba (en ninguno de los dos lados de la cancha).

Al final del partido, jugando ya únicamente por el average (+13), la mesa dejó correr alrededor de 3 o 4 segundos habiéndose parado la jugada. Las reclamaciones nuestras se saldaron con otra técnica que nos despedía ya del average, todo esto a falta de 0.9 segundos para acabar. No quiero comentar nada acerca del entrenador suyo que, después de los tiros libres (+18 para su equipo) pidió tiempo muerto.

Al concluir el partido, me dirigí a los colegiados diciéndoles que su arbitraje había sido lamentable. Uno de ellos me dijo que yo no podía opinar nada sobre el arbitraje a lo que mi réplica fue:

“Cuando yo hago 0/10 en tiros, se que algo he hecho mal. Cuando tu pitas como hoy, espero que llegues a casa con la idea de que algo has hecho mal, porque es muy fácil evitar la opinión de un jugador con un silbato en la boca”.

Espero que esté pensando.

10 comentarios:

  1. muchas veces la mesa hace fallos con el crono y se culpa a los arbitros sin saber el porque.

    ResponderEliminar
  2. Pues muy a mi pesar me parece muy mala tu actuación y tu análisis de las dos situaciones que comentas.

    Primero en el partido que arbitraste, coicido en que el tipo de arbitraje debe ser instructivo y adaptarse a la categoría pitada, lo que realizaste muy bien y creo que debe resaltarse. Pero el error consiste en tu parcialidad, aunque sea sobre tu mismo equipo que sea el que vaya ganando con amplia diferencia. Es un fallo común tender a penalizar más al equipo que va por delante y beneficiar al débil pero no es esa la labor de un árbitro. Lo que un árbitro debe hacer es ajustar el listón de su arbitraje dependiendo del partido y de los factores que acontecen, pero a los dos equipos por igual, nunca se puede ser parcial, porque justifica la predisposición de un árbitro de pitar a favor de un equipo ante el otro lo que es uno de los errores más graves que puede comenter un árbitro. Si bien es cierto que la categoría hace que este tipos de errores se obvien, nunca se pueden justificar en mi opinión.

    Y respecto a la segunda parte, no quiero juzgar la actuación de los colegiados porque evidentemente no tengo los elementos para hacerlo. Pero si hipotetizo sobre cómo podrían haberlo visto los colegiado (sin necesidad de que sea verdad) podría decir:
    - En la primera jugada, si el contacto no es falta (ni en ataque ni en defensa), y el juego sigue, hay que tener en cuenta que el jugador que salta tiene derecho a caer sobre el mismo sitio y que el jugador que salta hacia delante tiene derecho a caer en la posición proyectada a no ser que el defensor hubiera adoptado posición de defensa antes de iniciar el salto (falta en ataque). Si no se pita nada en el primer contacto no es descabellado pensar que se pueda pitar falta en el segundo contacto ya que el jugador entiendo que debe saltar hacia canasta. Uno de los errores comunes es pensar que como un jugador está en el suelo y no tiene intención de hacer falta no se puede pitar falta. La intención no se juzga en este caso (y casi en ninguno) así que no justifica que no sea falta. Lo de las dos técnicas no lo puedo juzgar, personalmente no me gusta pitar dos técnicas seguidas a no ser que sea irremediable.
    -Es verdad que a veces los fallos de la mesa repercuten en los árbitros y no es una situación muy cómoda, porque te encuentras un problema sin quererlo ni comerlo. Lo que si es cierto es que la queja desmesurada nunca ayuda a eso, sobretodo porque impide hablar la situación tranquilamente con la mesa y tomar una decisión justa, a veces el equipo que se siente perjudicado intenta hacer ver a los árbitros la injusticia que cree se ha cometido de manera demasiado vehemente y no debería olvidar que el único que se puede comunicar con el colegiado es el capitan y de manera educada. Tampoco soy fan de pitar una técnica por eso pero es muy desagradable que te impidan realizar tu trabajo de manera adecuada.

    ResponderEliminar
  3. - La situación del codazo la veo más compleja. Si tu aprecias que el codazo ha sido fortuito o simplemente estabas mal colocado y no lo has visto pero si que oyes el comentario has de pitar la técnica, no tiene discusión. Igual como si no oyes un comentario de un jugador a otro pero si ves como va a agredirle has de descalificarlo. Es la tipica situación de acción-reacción en la que el árbitro sólo sanciona la reacción, se insta mucho a los árbitros a que controlen estas situaciones pero es cierto que no siempre es fácil ver toda la secuencia. En estos casos siempre digo lo mismo, es cierto que el árbitro puede no haber visto la acción original pero eso no justifica la reacción.
    - No defiendo que dijeras "Tu arbitraje ha sido lamentable" ya que me parece una falta de respeto que dicho sea de paso puede ser causa para que me llevara tu ficha con total justificación, aunque coincido que en el fondo de la cuestión, los árbitros deberian reflexionar sobre el partido que arbitraron. Por cierto, la mayoría lo hacen e intentan rectificarlo en arbitrajes futuros, por desgracia otros no, pero así es la vida, hay gente para todo.

    Espero que no te tomes a mal mis palabras porque mi intención no es criticar. Aprecio lo escrito pero quería expresar que siempre hay otra manera de ver las cosas y no existen la verdades abosultas sobre estos temas.

    ResponderEliminar
  4. Me explico:
    - La primera jugada o no la entendiste o me expresé mal. El jugador cae al suelo por el contacto, el contrario anota la canasta sin oposición. Cae al suelo y es al comenzar la carrera hacia atrás cuando, sin querer al no verlo, se tropieza con el jugador que está en el suelo. La jugada de canasta había finalizado ya. Es ahí cuando es señalada la falta.
    - La queja fue realizada por el jugador que en ese momento ejercía de capitán, ya que el entrenador había sido expulsado con 2 técnicas.
    - El codazo fue a 1 metro del colegiado. Fue el típico vaivén de codos para librarse de la presión de dos rivales. Entiendo la descalificante completamente, eso es indiscutible.
    - Mi respuesta fue irrespetuosa, y lo sé. Pero de igual manera me pareció que el arbitraje había sido irrespetuoso totalmente con mi equipo, porque no es la primera vez que estos árbitros realizan un espectáculo que daña mucho la imagen de los árbitros

    ResponderEliminar
  5. Y en el partido de benjamines, se que no es correcto lo que hago desde un punto de vista arbitral, pero viendo que el equipo contrario no pasaba apenas del medio campo, prefiero pitar parcial y mal, pero que ellos se diviertan. Pueden tener la sensación de no conseguir nada y pensar que para que seguir jugando en años posteriores. (Todo esto lo hago con la aprobación de la entrenadora, y sabiendo los padres que es así, por lo que no tengo ningún problema)

    ResponderEliminar
  6. Nunca pensaste en modificar las condiciones de la defensa? Ej: defensa más suave, solo con caderas, defender mas atrás, practicar pases largos para dar la posibilidad de robo de balones....
    Tu criterio arbitral hubiera sido el mismo, hubieras realizado tu labor arbitral imparcialmente, tu sabes que siempre en una liga habrá equipos que jueguen peor que otros y que perderán muchísimos partidos. En este caso será fundamental el entrenador, que quiero ¿competición o deporte? Los juegos escolares, no son deporte, son competición para la mayoría de entrenadores y equipos. El entrenador sabe muy bien contra quien juega, y que puede hacer para no ser tan superior, jugar con otros 5 iniciales no habituales, como defender. Se puede jugar contra un equipo muy inferior en estas edades y que todos aprendan y se diviertan.
    Recuerda que perder es parte del juego, y que uno en la ley educativa vigente la LOE entre sus principios figura """""El aprendizaje debe generar estrategias personales para acometer nuevos aprendizajes de manera autónoma, favorecer la percepción que tiene de sí mismo, propiciar la explicación de sus éxitos y fracasos, y estimularle para que se plantee nuevas metas"""""
    Creo que si conscientemente eres capaz de modificar tu criterio arbitral para ser parcial, puede conllevar que inconscientemente puedas igualmente hacerlos sin querer, y se trata de serlo siempre.
    Con respecto a la otra cara, espero que sepan hacer una autocritica, como tu dices. En el deporte hay buenos y malos, ¿que hacemos solo jugamos los buenos o los mas aptos? y que hacemos el resto?
    Te quiero hacer una pregunta ¿que aprendieron tus jugadores del arbitraje férreo que le hiciste? llevarse una sensación extraña que intentabas evitarle al otro equipo?

    ResponderEliminar
  7. Yo no llevo al equipo, pero la entrenadora si que lo hizo, pero aún así el nivel seguía siendo muy desigual. Por eso mi decisión de, después de comentarlo con los entrenadores. Además, los jugadores ya saben que lo hago, porque cuando arbitro algún partidillo entre ellos, pito absolutamente todo.

    Para ambos entrenadores lo importante era el ver disfrutar a los niños con el juego. A pesar, deben jugar todos los jugadores, porque por norma no pueden jugar más de 3 cuarto seguidos, los jugadores eran muy superiores.

    He arbitrado mucho en los últimos 3 años y la verdad es que solo he recibido quejas un par de veces (y una de ellas de una madre local).Por eso te digo que no cambio el criterio arbitral.

    Te respondo a la última pregunta: Mis jugadores, como sabían lo que iba a ocurrir, que mi arbitraje sería más riguroso (tampoco férreo), no les extrañó.

    En lo referente a la segunda parte, yo no digo que los árbitros malos no puedan arbitrar ni nada de eso, pero por debajo de la categoría en la que juego hay muchos partidos para mejorar, y donde los equipos no se están jugando en una fase final el entrar en una final de liga. Como ejemplo exagerado te pongo el que yo no juego en EBA, ni en LEB, ni en ACB. Simplemente porque hay gente por encima mío que es mejor. Así que lo que deberían hacer es poner en esos partidos a los mejores, ¿no crees? ¿O llevarías a árbitros que han cometido muchos fallos durante la temporada a los playoffs de la ACB?

    Por encima de mi explicación, entiendo y comprendo lo que me quereís decir, que no es justo que un árbitro, que está hay precisamente para repartir justicia, sea parcial

    ResponderEliminar
  8. tu lo has dicho, tu lo has hecho. te repito, preparales para afrontar problemas, no se los resuelvas,...

    ResponderEliminar
  9. Pretty nice post. I just stumbled upon your blog and wanted to say that I have really enjoyed browsing your blog posts. In any case I’ll be subscribing to your feed and I hope you write again soon!

    cialis online

    ResponderEliminar
  10. Felcidades por el artículo, aunque ya han pasado varios meses desde que lo escribieras, y después de leer los comentarios daré mi modesta opinión.

    Partido de los peques.

    Hiciste muy bien y muy mal. Bien por ante la superioridad abrumadora de un equipo, en estas categorías hay que ser menos permisivo con él, no tanto para igualar la contienda, como para que jueguen todos. Mal por lo mismo, jamás hubiera tomado esa decisión unilateralmente, antes entre tiempos lo hubiera comentado con ambos entrenadores. Mis hijos han tenido distintos entrenadores, y algunos les hubiera gustado tu actuación, otros en cambio la hubieran criticado, en cualquier caso, creo haber leído en algun comentario que esto es "una competición", evidentemente lo es, pero ante todo es un deporte y lo importante en esta edad no es ganar o perder, sino aprender y divertirse.

    En cuanto a tu experiencia como jugador en el partido de marras. No daré mi opinión... cuantas veces viendo partidos, y aún apoyando al mismo equipo, he visto las jugadas distintas que mis compañeros, que el árbitro o que los propios jugadores. Aunque sí te reprocho una cosa, y eso siempre intento inculcar a mis hijos, al árbitro nunca hay que decirle nada, al fin y al cabo "Una falta es: Cualquier contacto que hagas con un jugador del otro equipo y el árbitro haga sonar el silbato.
    Y cualquier acción tuya que parezca contactar a un jugador del otro equipo y el arbitro haga sonar el silbato." (de la web jgbasquet.com).

    Suerte.

    ResponderEliminar